INICIO / Actualidad /

Si emprendes un negocio:¿Persona Natural o Jurídica?

Si emprendes un negocio:¿Persona Natural o Jurídica?

Publicado el: enero 31, 2019

Si emprendes un negocio:¿Persona Natural o Jurídica?

Emprendedor, ¿estás evaluando posibilidades de ganar dinero y emprender un negocio?,  pero no sabes si hacerlo como persona natural o persona jurídica. Te contamos que existen ventajas y desventajas específicas en cada una de estas opciones. A continuación te explicamos las diferencias entre estas dos opciones para inscribir tu empresa en Sunat.

Persona Natural

Una persona natural es aquella que ejerce derechos y cumple obligaciones a título personal, es decir, el dueño del negocio asume todas las obligaciones y responsabilidades que adquiera con el patrimonio registrado a su nombre.

Ventajas:

– Fácil formalización: Inscribir tu negocio será muy sencillo y no te costará nada. Solo debes acercarte a una oficina de SUNAT con tu DNI y un recibo de luz, agua u otro servicio.

Si emprendes un negocio:¿Persona Natural o Jurídica?

– Libertad para tus actividades económicas: Una Persona Natural puede operar cualquier actividad económica sin necesidad de registrar un capital social con una cuenta corriente en el banco, o los movimientos y transacciones que tenga su empresa.

– Menor pago de impuestos: Las personas naturales pueden acogerse al nuevo RUS, que es un régimen tributario con facilidades para los emprendedores que califican como pequeños contribuyentes. Pero es sólo para determinadas actividades.

– Liquidación inmediata: Si una persona natural tiene dificultades con su negocio y desea cerrarlo, solo debe ir a una oficina de Sunat y hacerlo efectivo.

Si emprendes un negocio:¿Persona Natural o Jurídica?

Desventajas:

– Responsabilidad personal:  Una persona natural asume toda la responsabilidad por las deudas u obligaciones que pueda contraer la empresa, lo que significa que si un emprendedor no puede pagar un crédito que solicitó para su negocio, sus bienes personales servirán de garantía para cubrir el pago.

– Capital limitado: el financiamiento del negocio solo dependerá de lo que pueda aportar el dueño.

– Menos posibilidades de créditos: Generalmente, los bancos o entidades financieras se muestran menos dispuestos a otorgar préstamos a personas naturales, pues un negocio inscrito por esta opción significa mayor riesgo para el cumplimiento de los pagos.

– Continuidad supeditada al dueño:  En caso de que el dueño tenga algún percance que le imposibilite seguir trabajando, el negocio tendrá que dejar de continuar sus actividades.

¿En qué casos me conviene ser persona natural?
Si vas a iniciar un negocio pequeño como una bodega, una peluquería, un bazar u otro te conviene registrarte como persona natural, ya que podrás acceder al RUS y pagar menos por tus obligaciones como contribuidor. Eso sí, tu negocio debe tener una baja exposición al riesgo para poder asumir tus responsabilidades de forma personal.

Persona Jurídica

Una Persona Jurídica es una entidad conformada por una o más personas que ejercen derechos y cumplen obligaciones a nombre de la empresa creada por ellos. En este caso, la empresa asume las obligaciones y no su dueño o alguno de los socios.

Si emprendes un negocio:¿Persona Natural o Jurídica?

Ventajas:

– Responsabilidad a título empresarial:  El dueño o los dueños de la empresa asumen sólo de forma limitada la responsabilidad por las obligaciones que pueda contraer la empresa, es decir, el pago de deudas tendrán como garantía los bienes registrados por el negocio, y el patrimonio de los que la constituyeron no corren peligro.

– Capital diversificado: El financiamiento para sostener un negocio puede ser aportado por varios socios.

– Mayor posibilidad de  obtener créditos: Los bancos o entidades financieras tienen más disposición a otorgar préstamos a personas jurídicas por la estabilidad de su permanencia en el mercado.

Si emprendes un negocio:¿Persona Natural o Jurídica?

– Acceso a concursos públicos: una empresa registrada como persona jurídica puede contratar con el Estado.

– Acceso a beneficios sociales: Tanto el propietario y los socios como los trabajadores de la empresa pueden acceder al seguro social, además de otros beneficios contemplados por ley.

Desventajas:

– Proceso de constitución: Es más difícil registrar una empresa como persona jurídica, ya que requiere de una mayor cantidad de trámites y requisitos como elaboración de minuta y estatutos, inscripción en rRegistros pPúblicos, entre otros. Además supone gastos como pagos notariales y derechos de inscripción.

– Operaciones verificadas: A las empresas registradas como persona jurídica se les exige llevar y presentar una mayor cantidad de documentos contables.

– Restricciones para realizar cambios: Si quieres ampliar o reducir el patrimonio de la empresa te enfrentarás a algunas restricciones especificadas por Sunat.

– Dificultad para su liquidación: Si una empresa registrada bajo esta modalidad presenta problemas de liquidez, deberá seguir una serie de procesos para disolverse.

¿En qué casos me conviene ser persona jurídica?

Si eres un emprendedor que va a requerir socios para la conformación de tu empresa, te conviene la opción de persona jurídica, ya que ante cualquier percance con el pago de deudas no se verán afectados los bienes de ninguno que la conforma. También te conviene si necesitas acceder a créditos o préstamos en bancos y entidades financieras con mejores condiciones. Lo más probable es que no ofrezcas tus servicios a clientes, sino a otras empresas, por ello, registrar tu empresa bajo esta modalidad te posicionará con mayor reputación en el mercado.

Ya lo sabes, analiza qué tipo de negocio quieres emprender y elige la opción que más se adecúe a tus intereses.

COMPARTE:

Tambien te puede interesar

MENU