INICIO / Actualidad /

El coronavirus y las agroexportaciones

El coronavirus y las agroexportaciones

Publicado el: marzo 30, 2020

El coronavirus y las agroexportaciones

Con precios al alza en algunos casos, pero en medio de la incertidumbre están tratando de sobrevivir quienes están en el negocio de las agroexportaciones.

Las empresas agroexportadoras siguen sufriendo el impacto de las medidas para evitar la expansión del coronavirus. Si bien es cierto que se continúa exportando, los mercados están volátiles. El pedido principal para que la cadena de abastecimiento interna y externa no se interrumpa es claridad y sentido común en la aplicación de las normas.

Hoy se cumplen quince días desde que el Gobierno decidió implementar una serie de medidas para evitar la propagación del nuevo coronavirus o COVID-19 y, aunque muchas de las limitaciones al tránsito de mercaderías y personas todavía se mantienen, los agroexportadores lograron seguir exportando. Sin embargo, el aislamiento social obligatorio, la falta de transporte y la poca de claridad en temas clave, les están pasando factura, informó Fresh Fruit.

El lunes 16 de marzo, primer día de la cuarentena, se registraron 128 envíos de contenedores con carga agrícola al extranjero, una caída de 38% respecto del lunes previo. Para el fin de semana del 22 de marzo la situación mejoró y, al cierre semanal, sumaron 1,772 contenedores en esos siete días, pero eso fue 20% menos que la semana previa.

Si bien es cierto el impacto de las medidas ya se dejan sentir en los envíos al exterior, la menor oferta peruana y el pánico generalizado en el mundo, ha generado una mayor demanda en casi todos los mercados y ha empujado los precios de algunos productos al alza, particularmente en la segunda semana de cuarentena en el Perú.

El coronavirus y las agroexportaciones

Precios al alza

En Estados Unidos, por ejemplo, los precios de la palta, banano y mandarina crecieron en 19%, 23% y 10%, respectivamente, en las dos semanas que el país lleva en aislamiento social. La palta algunos días ha llegado a US$ 6.85 por kilogramo, precio que no se veía desde la escasez del producto en la temporada 2018.

Incertidumbre en los mercados

Pero los productores no sienten que esto sea sostenible. Alejandro Falcón, gerente comercial de Sociedad Agrícola Arona, confirmó que algunos de sus clientes en el exterior le han pedido adelantar sus envíos de cítricos y que le han ofrecido, incluso, pagarle mayores precios. Sin embargo, precisó que se trata de una situación coyuntural.

“El mercado está muy inestable. Hoy nada es seguro, ni los precios, porque un día quieren comprarte todo y al día siguiente casi nada”, precisó. Mary Carmen Yamamoto, directora del portal Bananotecnia y asesora de empresas exportadoras de banano orgánico, coincide con Falcón.

“Es cierto que ha habido una mayor demanda de banano orgánico durante las dos últimas semanas, sobre todo en el mercado europeo, porque al igual que sucedió en el Perú muchos consumidores salieron a comprar en forma compulsiva a los supermercados, pero se trató de un rebote puntual, la situación ya se está normalizando”, anotó.

La asesora precisó que hay mucha incertidumbre en todos los mercados y que los exportadores de banano orgánico están a la expectativa de lo que sucederá en los próximos días con nuestros principales destinos, pues preocupa la posibilidad de que más países de la Unión Europea decidan cerrar sus fronteras para evitar que el coronavirus siga avanzando.

El coronavirus y las agroexportaciones

Lo mismo pasa con los exportadores de espárrago, que siguen día a día, la situación en Estados Unidos, que la semana pasada se convirtió en el país con más casos reportados del coronavirus, superando incluso a China. “Perú ya concluyó las grandes cosechas de espárrago, pero seguimos exportando y estamos atentos a las medidas que tome el país norteamericano. Si toma iniciativas más extremas, como el cierre de puertos, sería un duro golpe para las agroexportaciones”, anotó Carlos Zamorano, director general del Instituto Peruano del Espárrago y Hortalizas (IPEH).

La preocupación no es gratuita, ambos mercados concentran el 72% de las exportaciones agrícolas. Estados Unidos encabeza el ranking con el 40% de los envíos, le sigue la Unión Europea con 32% del total. Y el espárrago es la muestra de la volatilidad en los precios. En la primera semana de cuarentena en el Perú, el precio en EE.UU. cayó de US$ 3 a US$ 2.60 el kilogramo, para cerrar esta segunda semana con una caída a US$ 2.20.

De la puerta para adentro

Pero la incertidumbre también caracteriza al mercado interno. Si bien es cierto el sector esperaba que el Gobierno ampliara por más días el estado de emergencia lo que finalmente sucedió, la decisión tendrá un impacto en las exportaciones de mandarina, palta y granada, que acaban de iniciar campaña. “Tras el anuncio del presidente Martín Vizcarra de la ampliación de la cuarentena decidí postergar dos semanas más, que es el tiempo que me permite el árbol, la cosecha de palta. Uno no puede planificar porque hay mucha incertidumbre, solo le queda adaptarse y eso es lo que estamos tratando de hacer”, precisó Lionel Arce, gerente general de Complejo Agroindustrial Beta. Daniel Bustamante, presidente de la Asociación de Productores de Palta Hass del Perú (Prohass) señaló que el sector está operando, pero con mucha deficiencia (por la falta de personal y de transporte), pues existe temor en la población y desconocimiento en las autoridades, que siguen restringiendo el desplazamiento. “Aún hay mucha incertidumbre y desconocimiento de lo que se puede o no hacer por el lado de las autoridades”, sostuvo.

En el caso de los exportadores de cítricos, Alejandro Falcón, gerente comercial de Sociedad Agrícola Arona, señaló que todos los días deben lidiar con un problema, como la falta de personal para certificar los campos y los envíos. “El Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) está trabajando con personal mínimo y su capacidad de respuesta ha sido muy lenta en estos días”, anotó.  El ejecutivo señaló que han reforzado las medidas de seguridad en el campo para poder cosechar, porque si no lo hacen pondrían en riesgo la campaña, y que este fin de semana finalmente salieron sus primeros envíos al exterior.

El coronavirus y las agroexportaciones

Desplazamiento problema

Para los productores de espárrago el escenario es más complejo. Lionel Arce de Complejo Agroindustrial Beta, indicó que han parado la producción de fresco porque las exportaciones generalmente se realizan por vía aérea y hoy la oferta aérea es muy limitada pues solo se está permitiendo el vuelo de los cargueros en el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez. “Estamos procesando lo que teníamos y convirtiéndolo en congelado, pues los costos logísticos se han incrementado”, sostuvo. No obstante, señaló que continúan exportando espárrago congelado por barco. Los puertos locales, dedicados en el caso peruano exclusivamente al movimiento de carga, no han registrado tantas limitaciones.

Los mayores costos de transporte también afectan el banano orgánico, que al igual que el espárrago se exporta todo el año. Mary Carmen Yamamoto, refirió que estos han subido significativamente y que hay empresas en Sullana que no quieren transportar sus productos para ser exportados porque tienen miedo a contagiarse. “A diferencia de otros productos, el 50% de los que exportan banano orgánico son asociaciones y no cuentan con camiones propios. Muchos deben pagar altos costos para que trasladen sus productos, de lo contrario no podrían cumplir con sus clientes y en estos momentos que hay demanda, hay que aprovecharla”, anotó.

COMPARTE:

Tambien te puede interesar

MENU