INICIO / Finanzas /

¿Cuánto debo cobrar por mi producto?

¿Cuánto debo cobrar por mi producto?

Publicado el: octubre 5, 2020

¿Cuánto debo cobrar por mi producto?

¿Te has preguntado alguna vez cuánto deberías cobrar por el servicio que brindas o el producto que vendes? Este tipo de incógnitas nos suele acompañar cuando queremos abrir un negocio o incursionar con un nuevo producto y en este tiempo de reinvención de los negocios debido a la difícil situación ocasionada por el COVID-19 aún más. Usualmente atinamos a poner el precio mirando a nuestra competencia o por pura intuición, sin una investigación que lo respalde.

Frente a este problema, el Consultorio Financiero de Mibanco comparte tips para que sepas cómo calcular el precio de tus productos o servicios.

1. Para definir un costo, primero debes saber cuánto te cuesta a ti producir o tener un servicio que puedes ofrecer. Para lograrlo, toma en cuenta esto:

Identifica los costos variables: Este tipo de gastos están relacionados a la cantidad de productos que piensas vender. Mientras más insumos necesites para producir, el gasto aumentará por cada unidad producida. Anota tu resultado en una tabla.

▪Identifica los costos fijos: Reconoce cuáles son los gastos que debes realizar en el mes, como por ejemplo pagar el alquiler de la tienda, la luz, el salario de tus empleados, entre otros. Tómalos en cuenta tanto si vendes un producto como si ofreces un servicio.

▪Recuerda que, en estos tiempos, el delivery es fundamental. Por ello, tienes que definir cómo vas a distribuir este gasto. Si lo vas a incluir en el precio de tu producto, ya que serás tú quien lo distribuya, o si será un cobro aparte debido a que tienes un aliado para hacer este servicio.

¿Cuánto debo cobrar por mi producto?

2. Establece un salario deseado, que cubra tus necesidades básicas y de recreación.

3. Suma estos dos factores (costos fijos y variables, más salario deseado) y tendrás la cifra que debes cubrir solo para recuperar el dinero que invertiste. Así puedes calcular cuántos días y horas debes trabajar para cubrir esa inversión.

4. Es el momento de sumar la utilidad. A tu cálculo anterior, añádele un porcentaje y tendrás la ganancia esperada por tu esfuerzo. Recuerda que esto varía la cantidad de días y horas a trabajar para cubrir el cálculo.

5. Para confirmar si estás calculando el precio correcto, observa a tu competencia de tal manera que puedas decidir si lo subes o bajas ligeramente. Ahora, si eres el único que ofrece tal producto o servicio, tienes la oportunidad de marcar el precio de referencia.

Otros factores

Existen otros factores que pueden afectar el precio que esperas colocar a tu producto. Por citar ejemplos, ¿tu servicio resuelve una necesidad de tu público y nadie más lo ofrece?, ¿tienes un prestigio ganado y tu público te busca, pese a que existe competencia?, ¿estás dispuesto a dar un pequeño margen de tu ganancia en un servicio adicional que te asegure clientela?

En cualquiera de los casos, no definas tu precio por cantidad de soles, sino por porcentajes. En el paso 4, si colocaste por ejemplo una ganancia de 10% y sabes que tienes un buen producto o servicio, auméntala a 12% o 15% y verifica si funciona con el público.

En caso te parezca un poco alto tu precio, reduce la utilidad de 10% a 8% y verifica.

Emprendedor aplica estos consejos y lograrás excelentes resultados.

COMPARTE:

Tambien te puede interesar

MENU