INICIO / Actualidad /

4 Riesgos que reducen el valor de tu empresa

4 Riesgos que reducen el valor de tu empresa

Publicado el: marzo 15, 2019

Emprendedor, en el mundo de los negocios existe un rango de valores en que se pueden cuantificar el potencial de una empresa. Este proceso es útil ante una compraventa, pero también cuando se solicita un préstamo el banco. Sin embargo, existen algunos riesgos que pueden disminuir su valía, por ello, es necesario que los emprendedores conozcan de ellos para poder evitarlos.

Sean obligaciones laborales, permisos que se requiere para operar y el tipo de obligaciones tributarias, un emprendimiento debe tener el panorama claro y estar siempre asesorado por un contador que tenga en orden la empresa. Así lo señaló Víctor Lazo, Socio del Estudio Lazo, de Romaña & CMB Abogados, que también explicó que, en el caso que se diera algún tipo de juicio o proceso contra la empresa, lo mejor es resolverlo a tiempo.

Contingencias laborales     

En el tema laboral existen dos tipos de contingencias de fondo y forma.  La contingencia de fondo se trata cuando el tipo de contratación de un trabajador no se adecua a lo que la Ley establece y los contratos están mal hechos. En este caso, las empresas pueden ser demandadas.

Conoce los riesgos por los que tu empresa puede reducir su valor

Por otro lado, la contingencia formal está referido a los documentos y requisitos que las empresas deben cumplir en diversos ámbitos, laboral, como reglamentos sobre seguridad, planos de evacuación, entre otros.

Contingencias tributarias

Lazo recomienda en este punto asesorarse y que un buen contador se encargue de la contabilidad de la empresa de una manera ordenada y completa. Para ello, es imprescindible tener todas las facturas, los registros de compra y de venta, al día. Esta parte tiene una serie de declaraciones formales, presentar estados financieros, declaraciones jurada de Impuesto a la Renta, que va acompañado con los pagos de los impuestos correspondientes, los pagos que se tienen que hacer mensual, y luego al final del año cuando presentas la declaración jurada anual, se debe realizar el pago que corresponde y en la fecha que establecen las normas. Si no se paga algún impuesto a tiempo habrá multas y ello es una contingencia tributaria.

Contingencias regulatorias

Para que una empresa empiece a operar, lo básico es tener su certificado de Defensa Civil y su licencia de funcionamiento, que emite la municipalidad respectiva, lo que permite operar y negociar frente a terceros. Sin embargo, muchas veces dependiendo del tipo de empresa se necesitará otro tipo de permisos mucho más específicos.

Conoce los riesgos por los que tu empresa puede reducir su valor

Contingencias contractuales

Es importante tener cuidado con los contratos que tiene la empresa con sus proveedores,  y clientes, porque si existe algún tipo de incumplimiento se revisará el contrato para ver lo que se estableció, cuáles son las consecuencias;  y si el contrato está mal hecho, la empresa estará en desventaja y no podrá defenderse frente al tercero que le incumplió.

Para finalizar, todas estas contingencias más allá de los problemas de multas que puede generar, lo más perjudicial es que más adelante cuando se presente algún inversionista y quiera invertir o comprar la empresa, solicitará documentos y se dará cuenta que la empresa tiene muchos problemas y puede que se desanime a realizar la compra o le reste muchísimo valor al negocio, que fluctúa entre un 10% a 20%.

Para más información ingrese a la página web www.lazoabogados.com.pe o al correo contacto@lazoabogados.com.pe

COMPARTE:

Tambien te puede interesar

MENU