INICIO / Actualidad /

¿Cómo saber si estoy listo para exportar?

¿Cómo saber si estoy listo para exportar?

Publicado el: mayo 13, 2015

¿Llevas varios años en el rubro y crees que ya es tiempo de expandir tus límites, pero no estás seguro? Lee con atención estos 3 pasos que te aclararán la visión respecto al potencial de tu negocio:

exportar3

 

1. Analiza a fondo tu empresa.  Este primer paso es fundamental para tomar la decisión de exportar o no el producto que vendes. Se debe tomar en cuenta tanto la organización de la empresa, los departamentos que la conforman y las funciones que desempeñan, las falencias y las fortalezas para poder tener una mejor percepción sobre lo que puede o no afrontar tu empresa.

También debes conocer al detalle, cuáles son los ingresos, egresos y la variabilidad de los picos de venta, así como la forma en la que vendes, las condiciones en la que se hace y cuáles son los rangos de cobranza. El capital humano de tu empresa también debe ser puesto en evaluación, saber cuáles son sus competencias y sus niveles de desarrollo, te ayudará a planificar el proceso de exportación y si tu empresa podrá afrontarlo. 

2. Analiza el mercado interno. Si tu empresa mantiene un nivel bueno de ventas en el mercado interno, puede que esté preparado para afrontar un proceso de exportación. Y es que en periodos de bonanza económica a nivel nacional, a todas las empresas les irá bien. Lo que debes hacer es calcular las cifras ante escenarios económicos catastróficos, si tu empresa es capaz de mantenerse en un nivel óptimo, las expectativas respecto a la venta internacional de tu producto o servicio, serán elevadas.

3. Conoce a tu competencia.  Si conoces a las empresas de tu mismo rubro y de tu misma envergadura que ya esté exportando, será mucho más sencillo para ti saber cómo es el funcionamiento del mercado a los que quieras acceder. Servirse de la experiencia de otros ayudará a modificar aspectos que no habías tomado en cuenta, así se podrán prevenir futuros aspectos catastróficos.

Finalmente, no olvides informarte sobre las condiciones que el mercado extranjero al que deseas ingresar, exige en cuestiones de calidad o características formales de las leyes de embarques. Así mismo, ten presente la importancia de tener un socio en el país receptor que se asegure de que el producto se venda con normalidad.

COMPARTE:

Tambien te puede interesar

MENU