INICIO / Actualidad /

7 Tips para enfrentar un ambiente laboral tóxico

7 Tips para enfrentar un ambiente laboral tóxico

Publicado el: noviembre 7, 2017

El clima laboral, es uno de los temas más relevantes en el trabajo, ya que de esto depende en gran medida el rendimiento y la productividad de las personas. Una condición laboral tóxica generada por un jefe o compañero hostil, puede causar daños severos a tu autoestima. Un mal ambiente genera malos estados de ánimo en los trabajadores, alta rotación, estrés laboral, aumento de los índices de errores y escaso compromiso con las labores.

De ahí la constante búsqueda de las empresas por establecer ambientes que favorezcan el buen clima laboral y que permitan que las personas den lo mejor de sí en sus labores.  Para esto, los principales aspectos que hay que considerar son: el espacio de trabajo, el tipo de liderazgo de los jefes, el trabajo en equipo y las conductas de los trabajadores.

1 - 1

Cómo saber si trabajas en un ambiente tóxico

  • Pasas tu tiempo libre preocupándote por el trabajo.
  • Tu jefe se la pasa en juntas pero no genera decisiones concretas.
  • Los managers de diferentes departamentos tienen ideas propias que se contradicen y dificultan la colaboración.
  • La empresa premia antigüedad antes que méritos.
  • Los mejores empleados se mudan a las empresas de la competencia.
  • Silencio en la oficina.
  • No hay innovación en los procesos.
  • Nadie en la compañía usa los productos de la empresa.
  • Tu jefe siempre se ve molesto por algo.
2 - 1

Tips para combatirlo:

1. Mantente al margen de los rumores y conflictos de tus compañeros. Es mejor no emitir comentario en favor de ninguna parte, recuerda que en estos ambientes, cualquier opinión puede jugarte en contra.

2. Personaliza tu espacio de trabajo. Pon fotos de tus vacaciones, amigos, familiares y elementos que te motiven y animen.

3. Lleva tus audífonos y escucha música, esto te ayudará a olvidar problemas y te aislará.

4. Haz bien tu trabajo. Concéntrate en hacerlo cada día mejor, recuerda que ese es tu objetivo diario, además por esa razón estás ahí.

5. Cambia tu enfoque, ve las cosas buenas de tu trabajo. Piensa en las cosas positivas de tus labores, qué has aprendido, personas que hayas conocido, etc.

6. Cuando se termine la jornada, realiza una actividad que te desconecte por completo.

7. Enfrenta los conflictos, pero sin atacarlos, sino tratando de solucionarlos.

Ya sabes emprendedor, todo problema tiene solución.

COMPARTE:

Tambien te puede interesar

MENU