INICIO / Marketing /

Marketing de contenidos: Empleando las emociones

Marketing de contenidos: Empleando las emociones

Publicado el: abril 7, 2017

Emprendedor, los contenidos son una de las pocas fórmulas de llegar a los consumidores. Hoy en día, los usuarios no son nada receptivos a los mensajes de las marcas y, sin embargo, sí lo son a sus contenidos. Pero ¿Cómo deben hacerse esos contenidos y qué debe usarse como herramientas para llegar al consumidor y para que esos contenidos les resulten atractivos? Aquí te contamos.

Mujer-joven-escribiendo-y-comprobando-algo-en-su-ordenador-portátil

Los contenidos, además del valor añadido ya mencionado, debe ser la norma general y básica a trabajar, tienen que estar bien escritos y ser de calidad. Además, deben contar historias poderosas, haciéndolo además de un modo que permita al receptor conectar con ellas.

Esto es lo que hace que en los últimos tiempos sean cada vez más las empresas y las marcas que contratan a escritores, periodistas y profesionales similares y lo que ha convertido al storytelling en una de las habilidades que estos tienen que tener.

Pero, además de todo ello, los contenidos tienen que tener emoción y tienen que generar emociones. Tienen que llegar al receptor a ese nivel y tienen que permitir que se conecte de ese modo.

Cuando se habla de emociones y contenidos, se puede caer, sin embargo, en cierta trampa. Se podría pensar que lo de las emociones significa directamente lanzarse a crear contenidos con cierta temática o con cierto tono.

12-ejecutivo-computadora
Qué implican las emociones en los contenidos
Las emociones son la clave para comprender el engagement, ya que son lo que hace que los consumidores conecten con ello y lo que supone además el empujón para que reaccionen ante ellos.

Comprender cómo opera la respuesta emocional en los contenidos es lo que ayuda a comprender qué es lo que genera el engagement y lo que permite crear contenidos mucho más efectivos. Por ello, los creadores de estos contenidos no solo tienen que saber contar historias. También tienen que saber generar el engagement para posicionar esas historias.

Y, por ello, todas y cada una de las emociones que generan los contenidos se convierten en una realidad útil para los marketeros. Las emociones, ya sean positivas o negativas, dan mucha información y permiten comprender mejor a los consumidores/receptores de contenidos y las emociones que los mueven y las que los llevan a reaccionar. No generar emociones es un problema, porque implicaría que lo que se tiene delante ha dejado frío y que ha entrado en la larga lista de lo irrelevante.

teclado-computadora-600x400
Ciertas emociones son mucho más recomendables y algunas de ellas tienen un efecto mucho mayor a la hora de lograr impacto. Según el análisis, la tristeza, el miedo o la sorpresa son emociones serias y emociones igualmente que generan un máximo impacto emocional. Cuando se generan esas emociones, el impacto del mensaje en el subconsciente es, de hecho, un 22% superior a cuando esto no ocurre

COMPARTE:

Tambien te puede interesar

MENU