Noticias

Cuatro emociones que impiden alcanzar el éxito

Por  | 

Nuestra manera de vivir, es la actitud que le ponemos a cada acontecimiento, dirigido por 3 componente básicos: acciones, pensamientos y emociones. Y aunque la emoción, es la más antigua y básica de todas nuestras reacciones, aún nos sigue dominando. Para poner controlarlo, es necesario hacer ejercicios para la memoria, y hacer recordar lo que pasa cada vez que accionamos o reaccionamos desde las emociones.
20161011192618-error
Por ello, aquí te compartimos emociones que afectan en la toma de decisiones.

1. Hiperexcitación: conseguir la meta a todo costo
El caballo más veloz puede salir y ganar la carrera; pero también puede perderla y llegar en el último lugar.

El apostarlo todo y no quedarse con nada o no guardarse nada está bien, esa es de hecho una actitud que utilizan los ganadores;  sin embargo, si las decisiones no se toman correctamente, es una postura que nos puede llevar a la derrota. La hiperexcitación es emocionarse de más, dejandose llevar sin evaluar riesgos y consecuencias.

Pero, ¿Está mal pensar que siempre saldremos ganadores de lo que sea que afrontemos? y la respuesta es no, está muy bien, sobre todo si ese es nuestro pensamiento desde el inicio. Pero, si estando en la carrera, nos damos cuenta de que no llevamos buen camino, bajarse del barco puede significar salir vivo del asunto.

Por ello, si al momento de tomar una decisión te das cuenta que no has evaluado los riesgos, has un alto, ya que estas cegado por tus emociones.
fracasos
2. Ansiedad, exceso de futuro
Cuando se aproxima un evento grande o importante en nuestra vida, deseamos que todo salga bien o nos ponemos nerviosos pensando que hacer si algunas cosas salen mal.

La ansiedad no permite pensar bien, pero por otro lado se da porque pensamos demasiado. Nos imaginamos miles de escenarios y damos vida a cientos de supuestos dignos de un  guion de las mejores películas de Hollywood.

Con tantos pensamientos la mente colapsa y la toma de decisiones se hace más complicada y riesgosa. Ya que estamos decidiendo en base de escenarios hipotéticos y no de cifras o hechos claros. Tomarse momentos al día para respirar profundamente y aquietar la mente ayudar a disminuir la ansiedad.
AAEAAQAAAAAAAAReAAAAJDk3YzgwN2UzLTE2M2QtNGE2OS05MGE2LTBiYTVkYTAzZTc4MQ
3. Negatividad extrema: “no puedo”
Al contrario de los dos casos anteriores, la negatividad no invita a la acción, sino a la parálisis. Invita a quedarnos contemplando y a no hacer nada porque igual todo nos saldrá mal o no se podrá hacer.

A veces hay entornos que invitan a ella, pero levantar la mirada y ver más allá de nuestros horizontes puede ser alentador. Usualmente la negatividad nos hace perder el tiempo y el esfuerzo, con ella nos trazamos metas bajas y menospreciamos nuestros logros; es como si nuestra propia sombra nos tapase el sol.

Reconoce tus habilidades y tus logros; mira alrededor y date cuenta de que hay mucha, pero mucha gente saliendo adelante en circunstancias similares o peores.

Toma tiempo para inspirarte y permítete divertirte y reírte. Ahuyenta a esas nubes y vuelve con la mira en el objetivo.
desanimado
4. Ira o rabia
Todos nos hemos dejado llevar por la ira una u otra vez. No tenemos reparo en decirlo porque es cierto, a todos nos ha pasado, lo malo es que nos pase cada vez más.

La ira nos hace completamente ciegos ante el entorno y nos motiva a hacer las cosas por venganza, haciéndonos olvidar el motivo verdadero por el cual estamos en un lugar o en un camino.

En ese arrebato no pensamos; pero como nada es para siempre, seremos consientes otra vez, cuando ese momento llegue no querremos enterarnos de que hemos hecho un desastre de nosotros mismos.
rabia
Emprendedor, si llegas a vivir estas emociones, recuerda tranquilizar tu mente, agradecer y perdonar y con ello obtendrás mejores resultados.