Noticias

Conoce cómo desarrollar tu inteligencia emocional

Por  | 

Emprendedor, la inteligencia emocional es un concepto que está muy arraigado al campo de la psicología, por lo tanto, tiene que ver con la manera con la que interpretas el mundo e interactúas con tus propios sentimientos y habilidades sociales, como la motivación, empatía, entusiasmo, perseverancia, autoconciencia y el control de los impulsos. Asimismo, tener una inteligencia emocional implica ser consciente de uno mismo, quiere decir, que debes reconocer tus estados de ánimos y los pensamientos que tienes acerca de ello. A continuación, 6 claves para incrementar la inteligencia emocional.

1. Buscar el equilibrio emocional: Todas las personas tenemos impulsos, pero aquellos individuos emocionalmente inteligentes se diferencian del resto porque tienen la capacidad de pensar antes de actuar y controlar su impulsividad. Por lo tanto, es recomendable que no reprimas tus emociones y te desahogues siempre que lo necesites, aunque siempre cuidando que las emociones no te sobrepasen ni a ti ni a los demás.

2. Procurar automotivarse: Las personas emocionalmente inteligentes se caracterizan por sacar la voluntad y la fuerza necesaria para llegar a sus objetivos, incluso en los peores momentos. Asimismo, la automotivación es importante para mantener la propia fuerza y lograr los objetivos propuestos.

3. Conocerse a sí mismo: Trata de hacer una reflexión y evalúa tu comportamiento frente a diferentes situaciones. Conocer cuál es tu reacción ante determinadas circunstancias o reconocer cómo te sientes a lo largo de un día, es clave para conocerte a ti mismo.

4. Intentar ser feliz: La felicidad no se puede medir, sin embargo, una persona emocionalmente inteligente puede transmitir bienestar y energía positiva a todo su entorno, lo que traduce a un ambiente pacifico.

5. Desarrollar habilidades sociales: Ser emocionalmente inteligente implica que tus relaciones con los demás no son solo beneficiosas y productivas para ti, sino también para el resto. Asimismo, este tipo de personas, saben reconocer las emociones de los demás y sabe cuándo alguien necesita ser motivado. Al reconocer los sentimientos de tu entorno, podrás ser más empático y ayudar a los demás a ser más felices o a sentirse más a gusto en determinadas situaciones.

6. Control de las relaciones: Esta habilidad consiste en la capacidad de un individuo para relacionarse adecuadamente con las emociones de los otros. El requisito básico para llegar a controlar las emociones de los demás consiste en el desarrollo de dos habilidades, el autocontrol y la empatía. Estas actitudes sociales garantizan la eficacia en el trato de los demás, asimismo, el desarrollo de estas actitudes influyen en la capacidad de inspirar, persuadir y profundizar en las relaciones con los demás.

Ya lo sabes, las personas emocionalmente inteligentes saben manejar sus emociones para su beneficio y no dejan que éstas las dominen.