Noticias

Conoce 8 consejos para mejorar la concentración

Por  | 

La concentración es la acción y efecto de centrar intensamente la atención en algo. Sin embargo, es importante diferenciar la concentración y la atención, ya que estar concentrado implica estar enfocado exclusivamente en algo, excluyendo todo lo demás, mientras que la atención, incluye todo lo que ocurre alrededor. Asimismo, como cualquier otro órgano, el cerebro no puede estar en su máximo rendimiento durante largos periodos porque se fatiga y necesita descansar para recuperar su nivel de funcionamiento.

El organismo desvía la atención para obligarnos a parar y así protegerse si nosotros no paramos la actividad que nos cansa. Los síntomas como falta de atención, hiperactividad e impulsividad pueden dificultar tener un día productivo. Así que la clave del éxito es aprender a trabajar con estos síntomas y no luchar contra ellos. A continuación, 8 técnicas para mejorar tu concentración e incrementar tu productividad.

1. Dormir lo suficiente: Para poder concentrarse bien, necesitas dormir las horas adecuadas para proporcionarle al organismo la recuperación cerebral y cognitiva necesaria para poder rendir perfectamente, ya que durante esas horas el cerebro realiza un “reseteado” de ciertas funciones, preparándote para que al día siguiente puedas procesar mucho mejor la información y los estímulos. Sin embargo, si no descansas lo suficiente, tendrás menos memoria y serás más irritable. Asimismo, la falta de sueño puede producir molestias en los ojos y visión borrosa de manera transitoria.

2. Eliminar las distracciones: El ruido ambiental afecta tu rendimiento si estas realizando una tarea que requiere concentración, ya sea el celular, la televisión, la radio. Sin embargo, mientras menos ruidoso sea el entorno, más en forma estarán tus habilidades cognitivas. Asimismo, para enfocarte por completo en una tarea, lo ideal es que encuentres un espacio cómodo y sin distracciones, además que la temperatura del espacio no sea ni demasiado frío, ni demasiado caluroso.

3. Jugar ajedrez: Si quieres incrementar la concentración, una buena alternativa es jugar ajedrez, ya que exige una gran capacidad de concentración para analizar cada situación que se produce en el tablero, tomar decisiones acertadas y anticiparse a los movimientos del rival. Por lo tanto, es una actividad perfecta para desarrollar ambas capacidades, además de la habilidad para el razonamiento lógico y estratégico.

4. Descansar cada cierto tiempo: Está comprobado que luego de 90 minutos, la concentración se pierde, por lo que, transcurrido ese tiempo, es mejor tomarte un respiro y distraerte. Puedes tomar descansos o siestas energéticas para reiniciar tu concentración y mantenerla funcionando a casi el 100%.

5. Escribir a mano: Según un estudio, si escribes a mano, el cerebro hará un mayor esfuerzo para concentrarse y recordará más fácilmente los datos y apuntes que salgan de tu puño y letra.

6. Planificar las ocupaciones: Establécete prioridades y planifica tu día. Fija objetivos claros y los más específicos y realistas posibles, esto te ayudará a organizarte, definir el ritmo y aprovechar mejor cada minuto. Asimismo, si cuentas con el tiempo necesario para dedicar a cada tarea, evitarás el estrés, las prisas, los inconvenientes que puedan surgir, y serás más capaz de dedicar un esfuerzo inteligente y productivo a la tarea. Si sabes exactamente qué hacer y cómo hacerlo, la tarea se vuelve más sencilla y tu estado de concentración es más adecuado al momento de abordar cada tarea.

7. Gestionar el estrés: Si quieres realizar una actividad, necesitas gozar de un estado mental que no sea excesivamente relajado porque te inducirá al sueño y a la escasa retención de información, ni excesivamente activo porque estarías tan hiperactivo que no te enfocarás en una sola tarea. Por lo tanto, puedes controlar es estrés apretando fuerte el puño o una pelota anti estrés durante un minuto, meditando, respirando o haciendo ejercicio y así podrás cumplir tu objetivo sin que nada te perturbe.

8. Mantener en orden: Trata de tener todo lo necesario a tu alcance y siempre en el mismo lugar. Además, mantén la mesa de trabajo lo más despejada y limpia posible, sin objetos distractores al alcance de la vista.

Ya lo sabes, siegue estos tips para que mejores la concentración.