Marketing

¿Buscas una inversión segura?: Elige una franquicia

Por  | 

Hoy en día, invertir en una franquicia es una buena oportunidad de negocio, si quieres emprender y no cuentas con los recursos o habilidades suficientes, asociarte con una franquicia puede ser una buena opción. Este concepto de negocio, se ha convertido en uno de los estándares de explotación comercial, es una forma de arriesgar tu dinero en una marca exitosa, con clientes fidelizados y estrategias de marketing elaboradas. En este tipo de alternativas la probabilidad de fracaso se reduce, ya que es un negocio que está operando y ha demostrado que es rentable en el mercado.

¿Qué es una franquicia?
Es uno de los modelos más actuales de negocio, se trata de un sistema en el que el emprendedor inicial ha llegado al éxito en la explotación de su negocio y decide otorgar licencias con el fin de que los franquiciados o nuevos emprendedores puedan reproducir el formato de su proyecto comercial, así como su marca y sus valores.

1

Ventajas

  • Mayor posibilidad de crecimiento y expansión de manera rápida.
  • Los riesgos del propio emprendimiento se compensan con la red de la multinacional, que te ofrece mejores posibilidades administrativas y de recursos.
  • Al tratarse de un negocio ya previamente desarrollado, es más fácil el emprendimiento y la dirección de los objetivos económicos.
  • La empresa madre te ofrece el conocimiento para que el negocio prospere exitosamente.
  • Pertenecer a una cadena o marca hace que el consumidor identifique y conozca previamente tu negocio. La marca ya ha desarrollado previamente su prestigio.
  • Es más fácil y rápido recuperar la inversión inicial, teniendo en cuenta que el desarrollo se produce de manera eficaz en un menor tiempo.
  • Es más difícil que el negocio se estanque, ya que al pertenecer a una cadena la actualización y renovación de los productos son continuos, para seguir creciendo.
  • No importa tu experiencia previa, el negocio ya está consolidado, solo tienes que comprometerte con su óptimo desarrollo.

 2

Claves

1. Planificación: Iniciar un emprendimiento con éxito, especialmente si se trata de una franquicia, requiere altas dosis de planificación y estrategia de tu parte. Debes analizar al detalle, los resultados que se generan en el corto y largo plazo, además de los apoyos que te brinda la marca en la que vas a franquiciarte. Estos apoyos abarcan no sólo el uso de la marca y su identidad corporativa, sino un estudio de geolocalización, condiciones de inversión, préstamo de infraestructura, mobiliario y diseño, a parte de una red de acciones de comunicación.

2. Inversión: El modelo de franquicia ha crecido en los últimos tiempos, debido a la reducción de sus costes. Sin embargo, es necesario contar con un análisis comparativo de las ofertas que te ofrecen las distintas marcas. Una vez comparadas, estos resultados te ayudarán a verificar la diferencia que existe entre ellas.

3. Ubicación: De nada servirá establecer una franquicia si se encuentra en el lugar inadecuado. Para que esta sea un éxito, se debe localizar en el lugar óptimo de acuerdo a tus objetivos e intereses.

4. Marketing: Estudia y analiza una correcta campaña de marketing, tanto tradicional como digital, que te den a conocer, mejorar tu imagen de marca y fidelizar a la audiencia.

Si consideras que cuentas con los recursos, la ética, el optimismo, la capacidad emprendedora y visionaria, la paciencia y las ganas, tan solo debes analizar qué tipo de producto quieres comercializar y ponerte en contacto con la cadena que ofrece la posibilidad de hacer contratos de franquicias.

Ya lo sabes emprendedor, las ventajas de este negocio son múltiples y puede ser una gran oportunidad de obtener tu propio negocio.