Marketing

¡4 pasos para generar clientes leales en redes sociales!

Por  | 

Emprendedor, con la llegada del Internet todo cambió. El consumidor ya no quiere que le digan qué hacer; lo que quiere son soluciones de valor. Por lo tanto, las empresas tienen que ser capaces de generar valor y ayudar en el proceso de decisión de compra a partir de información útil.

4 pasos para mejorar tu servicio al cliente por redes sociales

Por ello te dejamos una estrategia de inbound marketing basada en cuatro pasos que tú también puedes aplicar a tu negocio:

1. Atracción

La persona es un desconocido para la marca, pero se le atrae a tu sitio Web con información valiosa e interacciones personalizadas. Herramientas clave: optimización de palabras en motores de búsqueda, desarrollo de un blog con información de interés y solución básica de dudas, presencia en redes sociales, calculadoras y simuladores. Además, un sitio Web atractivo y amigable.

2. Conversión

La persona ya es un visitante al sitio Web. Para evitar que los esfuerzos para atraerla se queden en este paso, hay que volver al contenido compartido. Sólo así se logra que el visitante se convierta en prospecto una vez que, por decisión propia, acceda a dejar sus datos de contacto. Herramientas clave: formularios, botones y enlaces a landing pages con calls to action.

cosas-que-no-publicar-en-redes-sociales

3. Cierre

El prospecto ya es de calidad y empieza a mostrar comportamientos de compra. El objetivo es cerrar la venta a partir de contenido 100% personalizado. Si el prospecto lo acepta y comparte un número telefónico de contacto, entonces la fuerza de ventas de la empresa ha alcanzado el nivel de asesor de ventas. El éxito en esta fase dependerá de cuánta información y conocimiento se tenga de ese cliente. Redacción y envío de correos electrónicos personalizados y con contenido útil para ganar la confianza del prospecto y ayudarlo en su decisión de compra.

redes-sociales-comprar-3

4. Deleite

La persona ya es un cliente. Pero nunca hay que asumir que la venta es el final del ciclo. De hecho, es sólo el inicio de una relación a largo plazo que depende de este último paso. Este es el reto más grande del inbound marketing: convertir a ese cliente en un embajador de marca. Esto sólo ocurrirá en la medida de que la persona se sienta satisfecha y feliz con al experiencia de compra. Herramientas clave: correos electrónicos en función de la fase del ciclo de compra del usuario, su perfil y comportamiento; redes sociales y mailing personalizado.

Para hacer que un prospecto se vuelva un cliente satisfecho y embajador de tu marca, te dejamos estas cinco acciones que debes implementar en tu negocio:

  • Debes generar contenido específico
  • Marketing según ciclo de vida
  • Personalización
  • Múltiples canales
  • Integración