Marketing

4 Herramientas para conocer mejor a tus clientes

Por  | 

Emprendedor, conocer mejor a tus clientes es uno de los pasos más importantes, porque simplemente sin clientes no hay negocio. Asimismo, entender y saber escuchar a los clientes es un reto enorme, porque generalmente las personas piensan una cosa, dicen otra y terminan haciendo algo completamente distinto. Por lo tanto, si no sabes qué quieren y cómo los puedes ayudar será muy difícil que puedas llamar su atención. A continuación, 4 herramientas para interactuar con tus clientes.

1. Design Thinking (Pensamiento de diseño): Se trata de una metodología para el desarrollo de productos que se caracteriza por incluir de manera activa a los clientes como parte del proceso. El reto es construir productos y servicios que sean deseables, viables y rentables. Por lo tanto, esta metodología consta de herramientas y técnicas propias del diseño para integrar las necesidades de las personas, las posibilidades de la tecnología y los requerimientos para el éxito del negocio.

2. Customer Journey Map (Mapa de experiencia del cliente): Es una herramienta que permite plasmar en un mapa, cada una de las etapas, interacciones, canales y elementos por los que atraviesa el cliente desde un punto a otro del servicio. Por lo tanto, el objetivo de esta herramienta es poder observar los pasos de extremo a extremo que sigue el cliente al relacionarse con la empresa y así analizar cómo se siente en cada uno de esos pasos.

3. Mapa de empatía: Es una herramienta creada para que las empresas puedan entender a sus clientes como personas, conociendo sus necesidades, miedos, frustraciones y los elementos del entorno que tienen influencia sobre sus decisiones. De esta manera, debido al mapa de empatía se podrá obtener información relevante para ajustar tu propuesta de valor y estrategia de comunicación a las necesidades reales del cliente.

4. Value Proposition Canvas (Lienzo de Propuesta de Valor): Se trata de una herramienta para construir productos y servicios que solucionen problemas reales del cliente. De esta manera, en la parte derecha del lienzo se encuentran 3 bloques, frustraciones, alegrías y tareas del cliente, a través de ello, se busca identificar cuáles son las acciones que debe realizar el cliente para solucionar su problema y qué factores le causan alegría o frustración en el proceso. Por otro lado, en la parte izquierda del lienzo se procede a diseñar los elementos de la propuesta de valor teniendo en cuenta la información del lado derecho. Por lo tanto, el resultado final deben ser soluciones que le faciliten la vida al cliente a la vez que le reducen sus frustraciones.

Ya lo sabes, estas herramientas pueden ayudarte a conocer mejor a tus clientes.